1
LIMA, Anahi; FUSTER-CAUBET, Yanet. La biblioteca como tercer lugar: promoción de productos y servicios de
información. Brazilian Journal of Information Science: Research trends, vol. 17, publicação contínua, 2023,
e023014. DOI: 10.36311/1981-1640.2023.v17.e023014.
LA BIBLIOTECA COMO TERCER LUGAR:
promoción de productos y servicios de información
The library as a third place: promotion of information products and services
Anahi Lima (1), Yanet Fuster-Caubet (2)
Universidad de la República, Uruguay, anahilima4@gmail.com
(2) yanet.fuster@fic.edu.uy
Resumen
Proponemos un acercamiento a la biblioteca como espacio de encuentro con la información y al rol del
bibliotecólogo como promotor de productos y servicios de información que permitan dimensionar a la
biblioteca fuera de los cánones tradicionales. Siguiendo esta línea es nuestra intención brindar un
acercamiento al concepto de biblioteca en el S. XXI y a los procesos vinculados con la gestión de los
ambientes de información, haciendo foco en la dirección que han tomado, a partir del concepto de la
biblioteca como tercer lugar. La investigación se centró en el caso uruguayo y la herramienta de recolección
de datos usada fue la entrevista. Las categorías de análisis se centraron en la promoción de servicios y
productos de unidades de información, las bibliotecas como terceros lugares y el rol del profesional de la
información. De acuerdo a los hallazgos, las bibliotecas del siglo XXI pueden ser definidas como unidades
de información que funcionan como un lugar de encuentro para la comunidad. El planteo desarrollado en
el artículo profundiza en estas cuestiones abordando nuevas aristas del quehacer profesional.
Palabras clave: Terceros lugares; Rol profesional; Promoción en bibliotecas; Biblioteca del S. XXI
Abstract
We propose an approach to the library as a space of encounter with information and to the role of the
librarian as a promoter of information products and services that allow us to dimension the library outside
the traditional canons. Following this line, it is our intention to provide an approach to the concept of the
library in the 21st century and to the processes linked to the management of information environments,
focusing on the direction they have taken, based on the concept of the library as a third place. The research
focused on the Uruguayan case and the data collection tool used was the interview. The categories of
analysis centered on the promotion of services and products of information units, libraries as third places
and the role of the information professional. According to the findings, libraries in the 21st century can be
defined as information units that function as a meeting place for the community. The approach developed
in the article explores these issues in greater depth by addressing new aspects of professional work.
Keywords: Third place, Professional role, library promotion, 21st century library
2
LIMA, Anahi; FUSTER-CAUBET, Yanet. La biblioteca como tercer lugar: promoción de productos y servicios de
información. Brazilian Journal of Information Science: Research trends, vol. 17, publicação contínua, 2023,
e023014. DOI: 10.36311/1981-1640.2023.v17.e023014.
1 Introducción
Las unidades de información han ido incrementando los diferentes servicios y productos
de información ofrecidos a la comunidad a lo largo de los años. Sin embargo, con el desarrollo de
las TIC, se amplió el espectro de espacios que disponibilizan información. Bajo este escenario,
donde las vías de acceso a la información se multiplican, muchas bibliotecas comenzaron a
cambiar su filosofía. Tomando en cuenta esta constatación, nos detendremos en el cambio de
paradigma por el que creemos que están transitando las unidades de información en general y en
particular las bibliotecas, en donde se busca innovar desde diferentes áreas, lo que implica no sólo
los cambios visibles en el espacio físico de las mismas, sino en el desarrollo de todos los procesos
vinculados a la administración y a la gestión de los nuevos espacios de encuentro con la
información y el usuario. Se destaca la importancia de las actividades de promoción de los
servicios y productos que se realizan, ya que se considera que estas son importantes contribuciones
para crear una imagen atrayente de las bibliotecas y sus profesionales, lo que permite alejarlas de
los estereotipos que han marcado a la disciplina históricamente.
Tomando en cuenta lo expuesto, proponemos un acercamiento a la biblioteca como espacio
de encuentro con la información y al rol del bibliotecólogo como promotor de productos y servicios
de información que permitan dimensionar a la biblioteca fuera de los cánones tradicionales.
Siguiendo esta línea es nuestra intención brindar un acercamiento al concepto de biblioteca en el
siglo XXI y a los procesos vinculados con la gestión de los ambientes de información, haciendo
foco en la dirección que han tomado, a partir del concepto de la biblioteca como tercer lugar.
Los terceros lugares según Oldenburg (1999) son todos aquellos espacios diferentes de la
casa y el lugar de trabajo o casa de estudios, al que los individuos pueden acudir libremente a
realizar actividades de ocio y recreación fomentando el intercambio y aprendizaje. La aplicación
de esta teoría propuesta por Oldenburg no solo indica un cambio en los espacios y en la dirección
de los servicios y productos que ofrece la biblioteca, sino que además trae consigo desafíos para
el profesional de la información, ya que se verá envuelto en la ejecución de otras tareas que
trascienden su rol “tradicional” como mediador entre la información y los usuarios.
3
LIMA, Anahi; FUSTER-CAUBET, Yanet. La biblioteca como tercer lugar: promoción de productos y servicios de
información. Brazilian Journal of Information Science: Research trends, vol. 17, publicação contínua, 2023,
e023014. DOI: 10.36311/1981-1640.2023.v17.e023014.
La incorporación de la teoría de los terceros lugares en las unidades de información, puede
atraer a potenciales usuarios a que conozcan y hagan uso de los servicios que se prestan, y sin
dudas que promocionar es el primer paso para que se conozca a la biblioteca y a los servicios que
ofrece (Dudley 2013). En muchos casos la promoción de los servicios y productos no está
gestionada de forma tal que se tome en cuenta la potencialidad que poseen los espacios de
encuentro con la información (Alonso-Arévalo 2019). Creemos que concebir a las bibliotecas
como terceros lugares ayudará a crear una imagen más acorde con los actuales tiempos, y permitirá
dimensionar al bibliotecólogo como promotor de servicios y productos, y como actor capaz de
desarrollar habilidades comunicativas en harás de los propósitos de la organización.
Es importante explorar el concepto de terceros lugares en bibliotecas ya que la producción
bibliográfica sobre la temática es escasa, en tal sentido resulta un concepto novedoso que habilita
posibilidades de formación en nuevas aristas del ejercicio profesional. Esta contribución hará foco
en el caso uruguayo y permitirá un acercamiento al estado de situación en este país, al tiempo que
busca conocer las percepciones que sobre estos temas tienen los profesionales de la información
en Uruguay.
2 Encuadre Teórico
Esta sección reúne los tres ejes centrales sobre los que se sostiene este artículo, desde el
punto de vista teórico. En tal sentido nos detendremos en la teoría de los terceros lugares, la
promoción de productos y servicios en las unidades de información (en adelante, UI), y el rol del
profesional de la información bajo este nuevo escenario.
La teoría de los terceros lugares es planteada por Ray Oldenburg (1999) en su obra “The
great good Place”, se consideran terceros espacios, las cafeterías, bares y librerías, y si bien el
autor no expone a las bibliotecas como terceros lugares, varios autores (Putman 2003; Harris 2003;
Black 2008, citados en Bibliotecas, tercer lugar, 2012) afirman que las UI si lo son ya que cumplen
con varias características de estos lugares. En este recorrido se propone una mirada que se acerca
a ese planteo, en el entendido de que las bibliotecas y otros espacios de información pueden ser
entendidos como terceros lugares.
4
LIMA, Anahi; FUSTER-CAUBET, Yanet. La biblioteca como tercer lugar: promoción de productos y servicios de
información. Brazilian Journal of Information Science: Research trends, vol. 17, publicação contínua, 2023,
e023014. DOI: 10.36311/1981-1640.2023.v17.e023014.
Estos lugares, se caracterizan según Oldenburg (1999) por ocho características esenciales:
espacio neutral, espacio inclusivo, conversación como actividad principal, accesibilidad y
comodidad, usuarios habituales, diseño de bajo perfil, entorno desenfadado y ser una casa lejos de
casa. Es decir, un espacio o edificio de diseño no ostentoso, inclusivo y accesible con cómodas
instalaciones y amplio horario de apertura para todos sin importar el status social, sexo, religión y
raza, en donde la comunidad se sienta bienvenida y cómoda como en sus propios hogares,
predominando la conversación entre los usuarios habituales de este lugar, quienes son los que
propician al lugar un entorno lúdico y bullicioso apto para realizar actividades de diferente índole
a las de su trabajo y casa.
En la definición de biblioteca pública propuesta por la IFLA (2001) podemos encontrar
algunas de las características de los terceros lugares están presentes.
Una biblioteca pública es una organización establecida, respaldada y financiada
por la comunidad, ya sea por conducto de una autoridad u órgano local, regional
o nacional, o mediante cualquier otra forma de organización colectiva. Brinda
acceso al conocimiento, la información y las obras de la imaginación gracias a
toda una serie de recursos y servicios y está a disposición de todos los miembros
de la comunidad por igual, sean cuales fueren su raza, nacionalidad, edad, sexo,
religión, idioma, discapacidad, condición económica y laboral y nivel de
instrucción (IFLA 2001).
Las características de los terceros lugares que se ven reflejadas en la definición de
biblioteca pública dada por la IFLA, son las de neutralidad, nivelador, accesibilidad y comodidad,
ya que se deja en claro que los servicios que se prestan son para todos sin importar la raza,
nacionalidad, edad, sexo, religión, idioma, etc., siendo una organización inclusiva, es decir, sin
criterios de membresía impuestos y además todos los usuarios ocupan el mismo rol.
La implementación del concepto de tercer lugar en bibliotecas habilitó el diseño de nuevas
oportunidades, ya que como afirma Gallo León (2015) son los servicios los que transforman y
mantienen el ágora o tercer lugar en una plaza o punto de intercambio. Este artículo se enfoca en
los servicios que prestan las bibliotecas, los cuales se observa que no deberían centrarse
únicamente en la colección de la UI, sino en las necesidades del usuario, lo cual es fundamental
para fomentar a las bibliotecas como tercer lugar.